RESEÑA DE “AGENBITE OF INWIT” EN DEVERDAD DIGITAL

qLu721Kp.png

GEOGRAFÍA DE LA CULPA POR CARLOS JÁUREGUI

Publicado en https://deverdaddigital.com/agenbite-of-inwit-geografia-de-la-culpa/

La segunda novela de Alejandro Espinosa Fuentes (Ciudad de México, 1991), irrumpe justo a tiempo para salvarnos de esta literatura actual que se plagia a sí misma, que se ejercita cansada y tediosa, llena de narco historias, de ficticios autores-testigo, de amasijos de realidad y fantasía para adolescentes, y de biografías de celebridades nimias. Nos aleja de moldes y de historias simples que exhiben un final a kilómetros. Esto, porque Espinosa es de los pocos autores actuales que brotan de su propia semilla.

El incómodo título de esta obra es el detonante de una serie de guiños que nos obligan a leer más de lo que está plasmado frente a nosotros en palabras. En sí, el extraño título elegido es un manotazo de Espinosa al status quo de todo aquello que debe de ser trendy y digerible. Siguiendo el más puro estilo del autor, Agenbite of Inwit siempre nos refiere a una segunda lectura, a lo metaliterario y a un trasfondo que sólo asoma su ojo para dejarnos el retrogusto de presenciar un guiño cómplice.

Sigue leyendo “RESEÑA DE “AGENBITE OF INWIT” EN DEVERDAD DIGITAL”

Anuncios

Adelanto de la próxima novela

Publicado en Revista Tercer Mundo 

Presentamos un pequeño adelanto de Agenbite of inwit, la segunda novela del escritor mexicano Alejandro Espinosa Fuentes. El libro estará en librerías a partir del próximo año, pero es posible adquirir un ejemplar de preventa a través de la página web de Ediciones Contrabando dando clic aquí.

 

AGENBITE OF INWIT

 

 

Conocí a Esteban Gullit en la Universidad Complutense de Madrid, en el aula 204 de la Facultad de Ciencias de la Información. Me hice su amigo tal vez porque llegué dos semanas tarde al curso por unos problemas con mi visado y, como era el desconocido del grupo, preferí introducirme en el contexto social por medio del otro mexicano que había en el aula. A Esteban lo consideré un genio el día que lo conocí, pero el hechizo perdió efecto durante los días consecuentes. Conforme socializaba con el resto, él me iba pareciendo cada vez más incómodo, quizá un estorbo para desenvolverme a mis anchas en ese continente de ensueño, que también era nuevo para mí.

 

Sigue leyendo “Adelanto de la próxima novela”